COVID-19. ¿Qué lecciones nos deja?


Hoy en todo el mundo tenemos las alertas levantadas debido a esta nueva enfermedad que se ha propagado a una velocidad que nos sorprende.

¿Ha sido todo esto simplemente producto del azar? ¿Es un castigo divino? ¿Fue creación de una elite? Podemos especular mil cosas acerca de cómo es que surgió, sin embargo al final eso no nos va a llevar absolutamente a nada.


El Video

Te invitamos también a visitar el video donde hablamos al respecto:

https://youtu.be/GoW0IaKQuiE

Kali Yuga

Muchos ocultistas coinciden en la visión de los antiguos brahmanes de la India y creen que el ser humano desde hace mucho tiempo que se encuentra atravesando por lo que conocen como el Kali Yuga. El Kali Yuga es un periodo de oscuridad de 432 mil años donde a resumidas cuentas la humanidad tiene que expiar los pecados cometidos durante los tres periodos anteriores. Durante ese tiempo ningún Avatar está autorizado para intervenir.

La lección a aprender

¿Es esto un castigo que recibe la humanidad por parte de un Dios molesto? Para nada. Expiar significa purificar, dejar limpio algo que ha quedado sucio. En el ocultismo esta limpieza siempre viene asociada a un sacrificio, es desprendernos de algo que nos daba comodidad, que nos hacía sentir bien, justo porque eso mismo es lo que ya no nos está permitiendo avanzar.


Cuántas cosas increíbles no hemos presenciado en esta era, podemos viajar de un extremo a otro del mundo en menos de 10 horas mientras que apenas en el siglo pasado un barco se tomaba un mes. Hoy cualquier cosa material que podamos desear la conseguimos con tan solo un clic. Hoy podemos comunicarnos en tiempo real con cualquier otra persona en el mundo. Tener acceso inmediato a cualquier información que necesitemos. Estamos viviendo en un mundo completamente interconectado y justo ahora esa interconexión es la que nos dará una muy amarga lección que aprender si no logramos entenderla en los próximos días.

Tenemos ahora un examen enfrente. La pregunta es ¿Con qué calificación lo pasaremos? Si este examen lo hacemos bien probablemente seguiremos todos juntos, si el examen lo hacemos mal perderemos a personas valiosas, muchas de ellas personas mayores que podrían ser nuestros padres o abuelos.

Qué nos viene a enseñar la interconexión. Esta era una enseñanza antigua que si antes estaba en duda, hoy lo tenemos rotundamente confirmado. Todos somos como un gran cuerpo, y con un solo órgano que no cumpla bien con su función todo el sistema colapsa. Hoy un hombre abraza a otro en China y en dos semanas hay 100 personas muertas en Estados Unidos. Estamos totalmente interconectados, nuestros errores serán los errores de todos los demás así como nuestros aciertos.

Si ya tenemos claro que esto es una prueba. ¿Cómo podemos usar los principios del ocultismo para aprobar?


Gobierna tus miedos.

Como estudiante de ocultismo deberás aprender a tener siempre control de tu situación. ¿Qué es lo que ocurre en un matadero? En cuanto muere el primer animalito todos los demás corren desesperados y se amontonan entre ellos buscando refugio. Sin darse cuenta ellos mismos le facilitarán la tarea a su asesino. Ahora, imagina que mañana amanecieras con tos y temperatura. ¿Qué harás? Probablemente saldrás corriendo a tu doctor o tu institución de salud. Ahí tal vez te encuentres con otras decenas de personas amontonadas buscando ser atendidas. ¿Te preocupaste de tratar de mantener distancia? ¿Acudiste tú sólo o te llevaste a toda tu familia? ¿Llevaste un cubrebocas para no contagiar? ¿Mantuviste tu distancia del doctor?

Qué va a pasar si a ese doctor lo contagias y en dos semanas fallece. ¿Cuántos más doctores quedarán para ayudar? ¿Cuántos más morirán porque ya no estará ese doctor? ¡¿Te das cuenta de la gravedad?! Todo esto no es más que causa y efecto, es el karma que tú sin darte cuenta creas.

El miedo es algo sano para responder a un peligro que atenta contra nuestra vida, sin embargo, cuando ese miedo nos obsesiona deja de ser nuestro aliado y se convierte en pánico. El pánico nos paraliza, nubla nuestra mente, nos hace actuar reactivamente, justo como los animales del ejemplo. El miedo debe ser tu aliado, aquél que ante una situación de inminente peligro te avise, pero si este aliado te está avise y avise y avise, cada hora, cada minuto, está dejando de ser una ayuda, necesitas controlarlo. ¿Qué cosas puedes hacer? Primero, dejar de estar mirando o buscando todas esas noticias de tragedias, limpia tu mente, el apartarte de todo y dedicar veinte minutos a la meditación en verdad ayuda. Si nunca has meditado, ¡felicidades! Ahora tendrás tiempo que tal vez antes no tenías para intentarlo. Ya en nuestra página de Facebook hemos compartido un artículo sobre meditación así como un video sobre el Gayatri.

Combate la ignorancia.

Con cada noticia que recibas en estos días tienes que ser sumamente frío y pensar. ¿Esta información de dónde viene? ¿Es del amigo de un amigo, o es de alguna institución seria? En el ocultismo se nos enseña que la gran mayoría de lo que percibimos no son más que ilusiones creadas. Siendo así ¿Qué te hace creer que toda la información que recibes es real?

Otra regla fundamental del ocultismo es saber callar. No reenvíes ningún remedio o noticia de alerta si no has verificado antes la fuente. En este mundo interconectado estas falsas noticias son muchas veces más virales que la propia enfermedad y alcanzan en poco tiempo a muchísimas personas.

Existen datos concretos para afirmar que por esta enfermedad todos tarde o temprano vamos a pasar ¿Te sientes preparado para el día en que toque tu puerta? ¿Sabes cuáles son los principales síntomas? ¿Sabes cuánto tiempo tardarás en presentar síntomas? ¿Sabes cómo se contagia? ¿Sabes cómo desinfectar? Es muy importante que dediques un tiempo a buscar esas respuestas.

Combate la tristeza.

Junto con el miedo y la ignorancia, nuestro tercer enemigo es la tristeza. Al igual que el miedo la tristeza también te inmoviliza. Cuando te dedicas a revisar las noticias de tragedia, a ver una y otra vez la cifra de muertos, el mayor peligro que puede ocurrir es que esa tristeza poco a poco se convierta en depresión y una vez que llegues ahí ya no podrás ver ni actuar con claridad, estarás muerto en vida.

El segundo peligro de la tristeza lo sufre directamente tu cuerpo, está comprobado que la gente en ese estado sufre una baja en sus defensas, justo ahora es cuando tu sistema inmunológico necesita estar con todo.

Combate tus deseos

El cuarto enemigo que un estudiante debe vencer es a dominar sus bajas pasiones, qué fácil es decir, tengo hambre, voy a pedir una pizza. ¿Has pensado que sólo por ese antojo habrá una persona que tendrá que exponerse a enfermarse al visitar decenas de casas sólo porque a todas ellas se les antojaba ese día una pizza? A las personas que viven del reparto tenemos que cuidarlas al máximo. Junto con los doctores su apoyo será también fundamental en esta crisis, ellos serán nuestras redes de suministro y serán clave para que las personas tengan lo fundamental para sobrevivir sin tener que exponerse a decenas de contactos cada vez que asisten al supermercado o la farmacia.

Dominar nuestras bajas pasiones también incluye aguantarnos a veces las ganas de abrazar a un ser querido, el aguantarnos de ir a visitar a nuestros padres cada día. Es duro, lo sé, pero créeme que es mucho menos duro que enterarte que uno de ellos se contagió y que ahora está grave.

Un gran número de las personas que portarán el virus ni siquiera sabrán que están enfermas, una de ellas podrías ser tú. Seguro no te querrás sentir culpable al enterarte que tu familiar o tu pareja está ahora en un hospital por ese abrazo o beso que le diste. En el budismo uno se saluda juntando ambas palmas y haciendo una reverencia. Tal vez deberíamos de aprender eso de ellos.

Tus pensamientos crean formas

La otra lección que todo ocultista aprende es que son tus pensamientos los que crean la realidad. Si yo tengo fijo en la mente el enorme mal que este virus puede causar y si junto con los millones que habitamos el planeta mantenemos esa idea lo que haremos sin percatarnos es crear formas en los planos sutiles, estas formas se agruparán y darán vida a un egregor conformado por nuestros terrores colectivos. Este egregor con el tiempo se precipitará a nuestro plano físico, convirtiéndose en otras enfermedades o calamidades para el mundo. Es por eso que ahora más que nunca tenemos que estar serenos, pensar positivamente. En estos momentos prácticas como la oración y la meditación de sanación en verdad que ayudan. No necesitas ser parte de algún credo o religión en especial, usa lo que tú mejor sepas pero que siempre sea focalizando en tu mente y en el corazón la imagen de aquello que para ti sea más sagrado.


La cuarentena como oportunidad interior

Cuál es la otra lección que este virus nos da, una persona entra en un sendero de iniciación muchas veces porque de algún modo percibe que hay algo escondido que es más valioso que todas nuestras rutinas, sin embargo, con la inercia del día a día, nunca nos damos el tiempo para tratar de meditar, para tener una vida espiritual. Ahora, esta enfermedad te está dando una oportunidad única que probablemente no tenías. En este estado de cuarentena vas a tener tiempo que podrás dedicarlo para ti, para encontrarte a ti mismo dentro de toda esta confusión.

La muerte como maestro

Esta nueva amenaza tiene un efecto brutal en nuestras prioridades, todo aquello que antes nos interesaba, nuestras aspiraciones materiales, nuestras preocupaciones del trabajo, todo esto se desvanece cuando tenemos al fantasma de la muerte frente a nuestra puerta. La muerte es uno de nuestros mejores maestros, es ella la que disipa todas las sombras y la que nos revela qué es lo verdaderamente importante para nuestra vida.

Reflexiona sobre tus acciones del día.

La atención plena es una de nuestras principales herramientas en el estudio del ocultismo y ahora podrás aplicarla para una situación real. Cada momento has un autoexamen. Reflexiona en cómo te has sentido, qué cuidados o qué falta de cuidados tuviste hoy. Al salir reflexiona, con cuántas personas tuviste contacto, cuántas cosas tocaron tus manos antes de regresar a casa a lavarlas. Qué acciones de limpieza olvidaste.

Vive en la Unidad

Por último, de todas las lecciones, la más importante es la que al principio mencionamos de la Unidad. Si ante esta crisis sólo cuidamos de nosotros, o incluso, si solo cuidamos de nuestras familias, habrán muchas otras personas fuera de nuestro círculo cercano que lo pasarán muy mal y esto no se quedará ahí, sino que como una cadena esto regresará a nosotros, hemos dicho que todos estamos interconectados. Martin Luther King una vez dijo:


“Hemos de aprender a vivir juntos como hermanos, si no, moriremos todos como necios”.

58 vistas

© 2018 por Amenta Team.