Cómo leer la Doctrina Secreta

Actualizado: 5 de nov de 2018



La lectura de la Doctrina Secreta no es fácil y requiere tanto de un esfuerzo mental e incluso un tanto de intuición por parte del estudiante, también es conveniente contar con un método apropiado para su estudio. A continuación se mencionan algunas recomendaciones para su lectura.


Lectura personal


Robert Bowen quien fue alumno particular de Helena Blavatsky publicó algunas recomendaciones que su maestra les compartía. Una de éstas era no respaldarse completamente en nadie para el entendimiento de la Doctrina Secreta. Podrán aparecer "maestros" a quienes se les considere altamente experimentados y dignos de total confianza, sin embargo, por muy grandes que sean sus capacidades hay que recordar que quien guio a H.P.B. en la escritura de esta obra fueron los Mahatmas cuya comprensión distaría incluso por miles de años de estos gurús. Quien recurre a estas personas en lugar de esforzarse en entender de manera personal la D.S. muy probablemente se quedará con una visión truncada de la obra, y esto es porque la verdad de la existencia se encuentra en un nivel tal que no puede ser formulada y mucho menos expresada por nuestras ideas.


Lectura sólo como medio

H.P.B. le recordaba a sus alumnos que leyeran la DS sin la esperanza de encontrar en ésta la Verdad final de la existencia. Su lectura más que un fin sería realmente un medio para ejercitar y desarrollar la mente e intuición a un nivel nunca antes alcanzado por otros estudios.


Lectura holística

Robert Bowen refiere que Blavatsky reiteradamente le recordaba a sus alumnos: "La persona que vive en el mundo, esto es, dentro de la Naturaleza Personal, no encontrará más en la Doctrina Secreta de lo que su conciencia individual le permita apenas alcanzar, sin embargo, toda obra es un reflejo de su creador, quien sea capaz de leer la D.S. a través de los ojos de su autor podrá encontrar incluso otras verdades que se escapan de la simple vista". Bowen menciona incluso que quien es capaz de leer la obra desde esta perspectiva "no individual" podría toparse con conocimiento que era desconocido incluso para la propia H.P.B., en este caso, conocimiento de los maestros que la guiaron para redactar la obra.


Tan sólo pensar bajo esta perspectiva nos lleva a un nuevo nivel de esfuerzo que pudiera implicar años, o por qué no, incluso vidas de estudio. Para conocer el "alma" de la Doctrina Secreta desde una perspectiva holística, tendríamos entonces que leerla no sólo desde de la visión esotérica de H.P.B. sino también, desde el conocimiento en hinduismo de T. Subba Row, desde los conocimientos de Max Müller en religión y filología comparada, las perspectivas filosóficas de Hegel, Descartes y Spinoza, desde el prótilo de William Crookes, desde el conocimiento de los Mahatmas expuesto en sus cartas a A.P. Sinnet y de todos los que conforman parte del conocimiento colectivo de esta obra. Es por tanto que la lectura profunda de la D.S. implicaría por consecuencia la lectura de muchas otras obras en las esferas del esoterismo, historia, filosofía, religión y ciencia.


Leer con los principios correctos

Hay una serie de axiomas que H.P.B. recomendaba a sus alumnos tener siempre en cuenta durante sus lecturas de la D.S., estos son:


  • La unidad fundamental: a diferencia del concepto que comúnmente se tiene de unidad, esta no es equivalente a la unión de un ejército, la unión de una nación o la unión del mundo. La unidad no es una colección de cosas asociadas entre sí, sino más bien, que existe realmente UNA SEIDAD. Esta Seidad es absoluta en su primera manifestacion por lo que no hay nada por fuera de ella. Es indivisible, de otro modo no sería absoluta.

  • Todo es dual. Esta Seidad tiene dos aspectos, positivo y negativo. Lo positivo es Espíritu, o conciencia. Lo negativo es sustancia, el sujeto de la conciencia.

  • Naturaleza reflejada: al ser la realidad una, todo lo que percibimos erróneamente como entes individuales en forma, son realmente reflejos de una Misma Realidad. H.P.B. menciona: "el Átomo, el Hombre, el Dios, son cada uno separados, del mismo modo que colectivamente son también la Absoluta Seidad. Es la realidad vista desde todas sus formas". El hombre es el Microcosmos y por tanto toda la jerarquía angelical existe dentro de él. En realidad no existe un Macrocosmos o Microcosmos, sino UNA EXISTENCIA.

  • No existe materia muerta: sobre este axioma H.P.B. menciona "Incluso el último de los átomos está vivo. No puede ser de otra forma ya que todo átomo es en sí mismo fundamentalmente la Seidad Absoluta. Es por tanto que no existen "espacios de éter" o Akasha, llámenlo como gusten, por el cual ángeles y elementales se desplacen como peces en el agua".

  • El Gran Axioma Hermético: este sumariza y sintetiza todos los puntos anteriores: "como es adentro es afuera; como es lo grande es lo pequeño; como es arriba es abajo; existe sólo la Vida Una y Una Ley: y el que la trabaja es UNO. Nada está adentro, nada está afuera; nada es grande, nada es pequeño; nada es alto, nada es bajo, en la Economía Divina".


Leer un libro introductorio de Teosofía

Leer el "Océano de la Teosofía" de William Q. Judge. Esta obra da una visión simple y general de los conceptos principales que son estudiados por la Teosofía. William Judge fue miembro de la primera generación de la Sociedad Teosófica y cabeza responsable de difundir el movimiento en E.U., trabajando estrechamente con H.P. Blavatsky, quien de hecho le tenía gran confianza y admiración por la forma tan clara en que transmitía este tipo de conocimiento.

Leer el proemio

Antes de profundizar en las Estancias se recomienda leer y releer el Proemio, capítulo inicial de la D.S. hasta tener una comprensión sólida de los "Tres Principios Fundamentales" aquí explicados, no importando si este es un esfuerzo que tomara incluso años.


A continuación se podrá continuar secuencialmente con los capítulos del Volúmen I. Se podrá después profundizar en ellos estudiando las Notas Preliminares (Vol. II) y la Conclusión (Vol. II).

Aprendizaje en espiral

A diferencia de la mayoría de las obras educativas cuya lectura es lineal, dando un capítulo las bases para entender el capítulo siguiente, la lectura de la Doctrina Secreta está basada en el método oriental, siendo éste en espiral. Cuando vamos avanzando en el entendimiento de un concepto, de pronto la enseñanza se corta para hablar de otro tema diferente. El lector está obligado a moverse tanto hacia adelante entre capítulos como incluso retroceder para releer secciones anteriores que eran incomprensibles en un inicio.

Uso del índice de la D.S.

Debido al punto antes mencionado es recomendable recurrir al Índice de la Doctrina Secreta cada vez que se desee profundizar en algún tema. Este fue un gran esfuerzo por agrupar las referencias a los principales conceptos de los volúmenes I y II, conceptos que usualmente están esparcidos entre diversos capítulos y secciones. Usualmente se le encuentra como un libro aparte.

Glosario de Términos Teosóficos

Debido al alto número de términos primordialmente sánscritos a los que hace referencia la D.S. es recomendable tener a la mano un glosario teosófico, uno de los más completos es el de la Sociedad Teosófica: https://www.theosociety.org/pasadena/etgloss/etg-hp.htm.

Las estancias como una fórmula

Como H.P.B. menciona en el Proemio el primer volumen de la La D.S. puede considerarse una fórmula abstracta de 7 términos, siendo cada uno representado por una Estancia. Los términos de esta fórmula pueden ser extrapolados al aspecto en el que el estudiante se quiera enfocar (ej. un Mundo, una Cadena de Planetas, al Universo Solar, a alguno de los 7 principios cósmicos, Macrocosmos y Microcosmos, etc.). La propia H.P.B. menciona (Ver “Transcripciones de la Logia Blavatsky”) que de no haberlo hecho así habría requerido de más de 20 volúmenes para explicar todas las diferentes posibilidades.

Prepárate para ser engañado

Para forzar al lector a usar su razonamiento la D.S. intencionalmente coloca elementos mal ordenados que el estudiante debe ser capaz de identificar y acomodar correctamente. Un ejemplo entre tantos son los diagramas de la página 153 (Principios Humanos vs División Planetaria), en ellos el estudiante debe reordenar los elementos del diagrama según el Principio que le interese explorar.

La D.S. como un marco de referencia esotérico

Los conceptos enseñados en la DS pudieran parecer confusos ya que un mismo término llega a expresarse de varias maneras diferentes (ej. significación cabalística, en cristianismo gnóstico, budismo, etc.). Aunque inicialmente implica un mayor esfuerzo a la larga esto provee un marco de referencia valioso que le permitirá al estudiante profundizar en otros sistemas esotéricos con mayor facilidad.

No desmeritar los ejemplos y textos complementarios

Como la propia H.P.B. menciona en el Prefacio de la D.S. La obra incluye múltiples hechos. Su propósito más que agotar al lector con contenido complementario que pudiera parecer a primera vista “irrelevante” es darle un respaldo que le evite caer en los mismos errores comunes que otros estudiosos, quienes, ante la falta de un hecho o ejemplo concreto, hacen uso de su propia “creatividad”, llegando a conclusiones muchas veces erróneas e incluso disparatadas.


Los manuscritos perdidos de la Logia Blavatsky

Consciente del gran número de dudas que su obra generaría H.P.B. realizó una serie de sesiones de tipo Pregunta / Respuesta con los estudiantes de la Logia Blavatsky. Estas reuniones afortunadamente fueron transcritas y son un gran recurso para encontrar información complementaria. Las transcripciones en español pueden descargarse en línea AQUÍ.


No tratar de comerse al mundo

Conociendo el alto nivel de esfuerzo que los puntos anteriores implican, la misma H.P.B. expresa: "uno no debe ser un tonto y conducirse a sí mismo al manicomio intentando comprender todo desde la primera vez. El cerebro es el instrumento de la conciencia despertando y cada nueva imagen mental implica cambio y destrucción en los átomos del cerebro". El forzar la creación acelerada de estas conexiones cerebrales puede ocasionar daños físicos serios al cerebro.


Aceptar siempre el cambio


H.P.B. refiere al Jnana Yoga como el modo de pensamiento adecuado para la lectura de la Doctrina Secreta. En éste, uno no espera encontrar la verdad al primer intento. Tras un esfuerzo mental el lector usualmente percibirá una leve sombra del concepto real, es importante tener conciencia de que los conceptos se seguirán refinando gradualmente conforme la persona va ampliando sus capacidades de raciocinio e intuición. Dicho esto, es importante estar siempre bajo guardia, no tomando como final ninguna de nuestras conclusiones, difícilmente representarán fielmente a la realidad. Con el tiempo esa imagen mental que en su momento era admirada irá perdiendo su brillo hasta desvanecerse dando pie a una nueva imagen más radiante que la anterior.

240 vistas

© 2018 por Amenta Team.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now