DS-ST1-27

Los comentadores puránicos la explican por Kârana, “la Causa”; pero la filosofía esotérica lo hace por el espíritu ideal de aquella causa. En su estado secundario, es el Svabhâvat del filósofo buddhista, la Eterna Causa y Efecto, omnipresente y sin embargo abstracta; la Esencia plástica existente por sí misma, y la Raíz de todas las cosas, considerada con la misma óptica que el vedantino considera a su Parabrahman y Mûlaprakriti, lo uno bajo dos aspectos. Parece a la verdad extraordinario encontrar a grandes sabios especulando acerca de la posibilidad de que la Vedânta y especialmente el Uttara-Mîmânsâ hayan sido “sugeridos por las enseñanzas de los buddhistas”, mientras que, por el contrario, el buddhismo, las enseñanzas de Gautama el Buddha, fueron las “sugeridas” y por completo edificadas sobre los principios de la Doctrina Secreta, que intentamos esbozar, siquiera sea en parte, y sobre la cual se apoyan también los Upanishads 171. Lo anterior, según las enseñanzas de Sri Sankarâchârya 172, es innegable.

Para regresar da clic en el botón

de tu navegador

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now