DS-PR-55-N1

148 “Primera”, presupone necesariamente algo que “es lo primero aparecido”, “lo primero en tiempo, espacio y categoría” y, por lo tanto, finito y condicionado. Lo “primero” no puede ser lo Absoluto, porque es una manifestación. Así pues, el Ocultismo oriental llama al Todo Abstracto la "Causa Una sin Causa", la "Raíz sin Raíz", y aplica el nombre “Primera Causa” al Logos, en el sentido que Platón da a esta palabra.

Para regresar da clic en el botón

de tu navegador