DS-PR-48-N1

144 Es curioso observar cómo, en los ciclos evolucionarios de las ideas, el pensamiento antiguo parece reflejarse en la especulación moderna. ¿Había leído y estudiado Mr. Herbert Spencer a los antiguos filósofos indos, cuando escribió cierto pasaje en sus "First Principles" (pág. 482)? O es, acaso, un relámpago independiente de percepción interna, lo que le hace decir semicorrectamente: “Estando fijados en cantidad (?) el movimiento lo mismo que la materia, parece que al llegar a un límite en cualquiera dirección el cambio de la distribución de la materia llevado a cabo por el movimiento (?), este último elemento indestructible habría de necesitar una distribución en sentido inverso. Al parecer, las fuerzas universalmente coexistentes de atracción y de repulsión, que, como hemos visto, actúan rítmicamente en todos los cambios menores del Universo entero, actúan también rítmicamente en la totalidad de sus cambios, produciendo unas veces un período inconmensurable durante el cual, las fuerzas de atracción predominantes, originan una concentración universal, y produciendo después un período igualmente inconmensurable durante el cual, las fuerzas repulsivas predominantes, causan la difusión universal –alternando eras de evolución y disolución”.

Para regresar da clic en el botón

de tu navegador