DS-PR-40

No existe diferencia alguna entre “En él vivimos, nos movemos y tenemos nuestra existencia”, del Apóstol cristiano, y las palabras del Rishi indo: “El Universo vive en Brahmâ, procede de él y volverá a él”: porque Brahman (neutro), el no manifestado, es aquel Universo in abscondito; y Brahmâ, el manifestado, es el Logos, macho-hembra 139 en los dogmas simbólicos ortodoxos; siendo el Dios del Apóstol Iniciado y el del Rishi, a un mismo tiempo el Espacio Invisible y el Visible. Al Espacio se le llama en el simbolismo esotérico “El Eterno Madre-Padre de Siete Pieles”. Se halla constituido, desde su superficie no diferenciada, hasta la diferenciada, por siete capas.

Para regresar da clic en el botón

de tu navegador