DS-PR-35

Los brahmanes ortodoxos, aquellos que mayor oposición hacen a los panteístas y a los advaitas, llamándoles ateos, se ven obligados, si Manu tiene alguna autoridad en la materia, a aceptar la muerte de Brahmâ, el Creador, a la terminación de cada Edad de esta (creativa) deidad (100 Años Divinos, período que para expresarlo según nuestros años, requiere quince cifras). Sin embargo, ningún filósofo entre ellos considerará esta “muerte” en otro sentido que el de una desaparición temporal del plano manifestado de la existencia, o como un reposo periódico.

Para regresar da clic en el botón

de tu navegador