DS-PART1-1

"No existía algo, ni existía nada; El resplandeciente cielo no existía; Ni la inmensa bóveda celeste se extendía en lo alto. ¿Qué cubría todo? ¿Qué lo cobijaba? ¿Qué lo ocultaba? ¿Era el abismo insondable de las aguas? No existía la muerte; pero nada había inmortal. No existían límites entre el día y la noche Sólo el Uno respiraba inanimado y por Sí, Pues ningún otro que Él jamás ha habido. Reinaban las tinieblas, y todo al principio estaba velado En obscuridad profunda; un océano sin luz; El germen hasta entonces oculto en la envoltura Hace brotar, la naturaleza una, del férvido calor. . . . . . . . .

Para regresar da clic en el botón

de tu navegador